mesas-extensibles

Mesa extensible vs mesa tradicional: ¿Cuál modelo se apropia más a tu necesidad?

Rate this post

En el momento en que se planifica la decoración y amueblado de los espacios internos de nuestro hogar, nos acostumbramos a analizar cada detalle y característica que posee nuestra zona del inmueble.  

Pensamos en los colores de las paredes, seleccionamos los sofás, e incluso hacemos una selección detallada de cuáles serán los cuadros y obras que brindarán estética  a nuestro futuro sitio de estar. Dentro estos, resalta una pieza de suma importancia para el ambiente familiar: La mesa.

 

Con las nuevas tendencias de diseño industrial y de interiores, las mesas extensibles han tomado fuerza dentro de los espacios de los hogares; sin embargo, las mesas tradicionales también representan una opción que se mantiene fuerte dentro de los compradores. Esto nos hace llegar a la pregunta del millón: ¿Cuál tipo de mesa es mejor para mi hogar?

Evaluación: Mesa tradicional

La mesa tradicional siempre está ligada a los espacios, como su nombre lo indica, más tradicionales. Estas suelen estar elaboradas de materiales con acabados más detallados, y con posibles superficies ornamentadas típicas de los diseños victorianos.

 

Otra de las características principales de este tipo de mesas es la falta de versatilidad que posee para ser ubicada dentro de una superficie, y es que a diferencia de las opciones plegables, esta carece de capacidad para ser contenida en espacios temporales.

 

Por esto, estas mesas suelen ser recomendadas para hogares que disponga de suficientes metros cuadrados para su alojamiento, que contengan una distribución con espacios designados específicamente para estas, y que estén planificados para contener una estética más cálida, tradicional o rudimentaria.

Evaluación: Mesa extensible

Conocidas también como mesas plegables, este tipo de amueblado se ha hecho popular recientemente dentro de las redes sociales como una tendencia del diseño de interiores.

 

Estas se caracterizan principalmente por su capacidad de agrandarse a través de un mecanismo de extensión que permite cambiar el tamaño o forma de la mesa en función de la necesidad que tenga el usuario en ese momento.

 

Sumado a esto, cuentan con distintas formas de plegado, donde en su estado no extendido, pueden tomar forma de repisas, cuadros, mesas pequeñas, o simplemente una mesa de menor elevación; definidas siempre dentro de una estética sobria, y con formas angulares y geométricas de poco ornamentado.

 

Estas son recomendadas para espacios pequeños como apartamentos individuales donde la administración del espacio es prioridad, así como también para áreas de hogares grandes, donde a pesar de no estar relacionados con el comedor principal, es útil poseer mesas retráctiles para actividades ocasionales, como lo son zonas de juegos, estudios o salas.  

 

Sabiendo esto ¿Ya se ha decidido qué tipo de mesa se adecúa mejor a sus intereses?